D.O. Vinos de Madrid

Madrid cuenta con Denominación de Origen, siendo la única capital del mundo que da su nombre a una, desde 1990. 

Todo el sur de la Comunidad de Madrid es muy amplio, la climatología y los suelos cambian de Este a Oeste. Incluso las variedades preferentes en cada zona cambian también. No otorga las mismas cualidades a un vino la Subzona de San Martín, que los de la Subzona de Navalcarnero o la Subzona de Arganda.

Subzona de ArgandaLa pluviometría que se registra es de media la más baja, con unos 460 mm anuales. En esta región podemos encontrar un amplio abanico de suelos, vinculados a la geomorfología del terreno. En general, predominan las formaciones sedimentarias, en las que se pueden diferenciar páramos calizos, campiñas y esíferas y terrazas y llanuras aluviales. Aquí aparecen los suelos más fuertes de la Denominación, que suelen presentar texturas entre franca y franco-arcillosa, altos contenidos de carbonatos y mayor o menor alcalinidad, con pH comprendidos entre 7,5 y 8,5. 

Subzona de Navalcarnero

La precipitación media anual aquí registrada es de unos 530 mm anuales. El viñedo se encuentra también aquí sobre suelos de origen sedimentario, en zonas de campiña y de vega. Suelos sueltos en general, con predominancia de texturas franco arenosas y neutros o ligeramente ácidos, con pH entre 5,5 y 7,5.

Subzona de San Martín

Con precipitaciones medias anuales de 628 mm. Esto se traduce en un paisaje menos árido, con dehesas, montes y pinares. Los suelos de la Subzona de San Martín son producto de la meteorización de granitos, gneises y rocas filonianas. Los viñedos se asientan en laderas, piedemontes y aluviones. Suelen presentar textura franco arenosa y pH en general ácido, comprendido entre 5,5 y 7,5.